EL CEREBRO Y EL LIDERAZGO – Parte # 4

Otto Porta

Salmos 126:2  Entonces nuestra boca se llenará
de risa,  Y nuestra lengua de
alabanza;  Entonces dirán entre las
naciones: Grandes cosas ha hecho Jehová con éstos.

 

El cerebro es una entidad poderosa que nos puede llevar al éxito o al fracaso.
Algunos expertos dicen que el cuerpo va a donde el cerebro le indica por eso es
importante conocer sus características, funcionamiento y capacidades.

 

Lo que se sabe hasta ahora, este complejo órgano tiene más de 10,000 millones de
células solo en la corteza cerebral. En un milímetro cubico de esta corteza
cerebral existen mas conexiones que estrellas en la vía láctea*.

 

Como sabemos, el control de la amígdala en el cerebro y por ende, las emociones como
el temor, angustias y estrés, juegan un papel importante en el rol de todo
líder. Otros científicos expertos en la materia explican otras formas, que
creemos, se complementan con los métodos utilizados por la armada de los
Estados Unidos para el control del temor y otras emociones. El Doctor Mario
Alonso Puig** propone otros 3 elementos para controlar el temor y el estrés:

 

•          Ejercicio físico: además de que
sabemos que mejora nuestro estado físico, el ejercicio físico provoca que el
cuerpo libere oxitocina, hormona que funciona como neurotransmisor y que parece
estar involucrada en el establecimiento de las relaciones sociales y podría
estar involucrada en la formación de relaciones de confianza y generosidad
entre personas. La oxitocina desconecta la amígdala.

 

•          Ayuda externa: (en la iglesia le
llamamos ministración). Es difícil para la mayoría de personas compartir sus
temores problemas o situaciones, pero el hecho que nos oigan o que nos aconsejen
sabiamente, ayuda a vencer temores. Una de las recomendaciones para vencer la
fobia a viajar por avión es hablar con las personas de la par durante el vuelo.

 

•          Reírse: la risa hace que el cerebro
ordene la liberación de beta-endorfinas, las cuales también inactivan a la
amígdala.

 

Tanto estas, como las mencionadas en nuestros temas anteriores, no son las únicas
técnicas para controlar el estrés, el temor y las otras emociones que
interfieren en nuestras actividades diarias como trabajadores, personas de
negocios o lideres, pero sabemos que han sido comprobadas para el manejo de las
mismas.

 

La liberación de endorfinas y el mejoramiento de la salud, debido a la risa, ha
quedado demostrada en estudios como el llevado a acabo por la universidad de
Loma Linda California
(http://abcnews.go.com/Technology/story?id=1942224&page=1)

 

*Video: El Cerebro – History Channel.

** Reinventarse, tu segunda oportunidad. Mario Alonso Puig.

 

ORACIÓN:

Señor, dame el gozo de tu salvación y llena tú mi boca de risa, en el nombre de Jesús,
amén.

 

Si quieres recibir “Andronikos – blog devocional” escríbeme a
ottoporta@andronikos.org un texto corto como: “envíenme Andronikos – blog
devocional” o “quiero recibir Andronikos – blog devocional”.

También puedes seguirnos en Twiter (clik), youtube (clik aquí y suscribirse) y   Facebook haciéndote fan de Andronikos y
dejándonos un mensaje (click). En nuestra página de Facebook hacer click en
“LIKE”.

EL CEREBRO Y EL LIDERAZGO – Parte # 3

Otto Porta

2Ti 1:7  Porque no nos ha dado Dios espíritu de
cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

 

La ciencia
ha descubierto las maneras en que el cerebro funciona ante el miedo y el pánico
y continuando nuestro ejemplo anterior, la armada de los Estados Unidos, ha
desarrollado técnicas para controlarlo, descubrimientos y técnicas que la
Biblia habla desde hace cientos de años.

 

Las *4 grandes técnicas utilizadas por la
armada son:

  1. Fijación del objetivo (Fil 3:13-14 …una cosa hago:
    olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está
    delante, prosigo a la meta, al premio…)
  2. Ensayo mental (Hechos 21:11 …atándose los
    pies y las manos, dijo: Esto dice el Espíritu Santo: Así atarán los judíos en
    Jerusalén al varón de quien es este cinto…)
  3. Auto discurso (Joel 3:10  Forjad espadas de vuestros azadones, lanzas
    de vuestras hoces; diga el débil: Fuerte soy)
  4.  Control de la excitación.

 

La “fijación de objetivos” ayuda a los

lóbulos frontales que, como  supervisores
del cerebro, son responsables del razonamiento y la planificación. Científicamente
se ha comprobado que, concentrarnos en un objetivo concreto, permite al cerebro
controlar a la amígdala, que, como ya sabemos, es el centro emocional del
cerebro.

 

Ejemplo:
el soldado dice al despertar: voy a triunfar hasta el desayuno, en el desayuno
dice: triunfaré hasta el medio día, al medio día: triunfaré hasta el final de
la tarde.

 

La segunda
es “el ensayo mental o visualización”:
consiste en simular una actividad en la mente para que cuando suceda en la
realidad,  le resulte natural.

 

Cuando imaginamos
y practicamos en la mente lo que deberíamos hacer en situaciones estresantes,
la primera vez que nos encontremos  ante
la situación real, será como si estuviéramos haciéndolo por segunda vez y la
reacción de stress se minimiza.

Tercera: “auto discurso”. Una persona normal se
habla así misma entre 600 a 1,000 palabras por minuto, si estas palabras son
positivas ayudan a anular la señal de miedo lanzada por la amígdala, los lóbulos
frontales están siempre funcionando, lo que permite pensar mejor. Es tratar de
remplazar los pensamientos negativos como: “voy
a fallar”, “no he entrenado lo suficiente”, “no podré hacerlo”; por pensamientos
positivos: “aguantaré hasta el final”, “tomaremos control de la situación”, “lo
lograré”.

 

La cuarta
es el “control de la excitación”. Centrada
en la respiración. Respirar despacio en y conscientemente ayuda a controlar
algunos de los efectos del pánico. Las espiraciones largas imitan el proceso de
relajación del cuerpo y proporcionan mas oxigeno al cerebro ayudándolo a
trabajar mejor. Esta estrategia es difícil de realizar porque el cerebro puede
desenfrenarse como respuesta al miedo.

 

Esta
cuarta técnica no funciona sola, la señal que manda la amígdala es tan potente
que es difícil anularla mientras el miedo continúe, la combinación de las 4 técnicas
han logrado que el número de reclutas que supera las pruebas pase del 25% al
33% del total de los que la inician.

 

Los lideres, al igual que los soldados en la
guerra, enfrentan situaciones parecidas ante las amenazas que el mercado y las
economías cambiantes de los países presentan. Situaciones de miedo, pánico y
otras emociones donde el stress y el control de la amígdala juegan un papel
importante, por lo que deben desarrollar o aprender técnicas para detectarlas y
resolverlas.

 

*Video: El Cerebro
– History Channel.

 

ORACIÓN:

Dame tu las técnicas para controlar el miedo, el pánico y el stress Señor,
en el nombre de Jesús, amén.

 

Si quieres recibir “Andronikos – blog devocional” escríbeme a ottoporta@andronikos.org un
texto corto como: “envíenme Andronikos – blog devocional” o “quiero recibir
Andronikos – blog devocional”.

También puedes
seguirnos en Twiter (clik), youtube (clik aquí y suscribirse) y   Facebook haciéndote fan de
Andronikos y dejándonos un mensaje (click). En nuestra
página de Facebook hacer click en “LIKE”.

EL CEREBRO Y EL LIDERAZGO – Parte # 2

Otto Porta

Josué 1:9  Mira que te mando que te esfuerces y seas
valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera
que vayas.

Debido a que el cerebro juega un papel importantísimo en el funcionamiento
y comportamiento humano, necesitamos conocer algunos aspectos que pueden
llevarnos al mejoramiento de las relaciones interpersonales y nuestro
liderazgo.

 

Las emociones contribuyen en gran manera para el éxito en nuestro trabajo y
el temor, que puede salvarnos de los peligros, también podría, en determinado
momento, jugarnos en contra, inhibiéndonos o llevándonos a cometer actos que
podrían desencadenar en fracaso, perdida del trabajo o quiebra de un negocio.

 

En la historia de las guerras, los errores en batalla, casi siempre están
relacionados con el miedo y el pánico, por lo que la capacidad de controlar sus
impulsos es vital.

 

El ejército de Los Estados Unidos no escatima en invertir tiempo, esfuerzo
y otros recursos entrenando a sus elementos, tanto física, técnica, como mental
y emocionalmente para que estos aprendan a manejar el miedo. Reduciendo el
temor se reducen las bajas.

 

Uno de los mejores lugares para este tipo de entrenamiento es la base de San
Diego California. Los reclutas son entrenados especialmente para cambiar la
reacción del cerebro ante el miedo. En promedio, de 140 solamente 36 pasan el
entrenamiento.

 

La Armada recurre a la neurociencia que muestra que la amígdala es una de
las regiones del cerebro con más interconexiones. Ésta envía información al
tallo cerebral que genera reacciones del cuerpo como sudor, corazón acelerado, y
otros que logran que la persona quede paralizada o que salga huyendo.

 

Uno de los ejercicios para controlar el pánico se lleva acabo debajo del
agua en una piscina. Durante 20 minutos reciben ataques constantes a su equipo
de oxigeno por parte de su instructor, la mitad del tiempo están si aire, les
cierran la llave del aire, les retuercen los tubos para respirar, y deben
responder con determinados procedimientos de emergencia.

 

Cuando el recluta se queda sin aire, la amígdala presiona el botón del
pánico que le impulsa a salir a la superficie. No hay nada que genere más miedo
que no poder respirar, se liberan hormonas de stress que hacen muy difícil el
control racional de la situación. Los lóbulos frontales deben ganar la batalla
planteada en el cerebro si quiere mantener el control. Se  requiere un esfuerzo físico alto, tiene que
aguantar la respiración más de lo normal, los instructores lo llevan al límite atacándolo
una y otra vez.

 

El objetivo: desactivar la alarma de pánico activada por la amígdala y provocar
que la corteza razone y encuentre la solución al ataque.

 

El ejército ha desarrollado técnicas para resolver este problema y superar
las pruebas (continúa en parte # 3)

 

ORACIÓN:

Señor, que tu Espíritu Santo tome control de mi cerebro, en el nombre de Jesús
te lo pido. Amén.

 

Si quieres recibir “Andronikos – blog devocional” escríbeme a ottoporta@andronikos.org un
texto corto como: “envíenme Andronikos – blog devocional” o “quiero recibir
Andronikos – blog devocional”.

También puedes
seguirnos en Twiter (clik), youtube (clik aquí y suscribirse) y   Facebook haciéndote fan de
Andronikos y dejándonos un mensaje (click). En nuestra
página de Facebook hacer click en “LIKE”.